Rumbo de la construcción del partido en la nueva época

El 17 de octubre pasado, el Secretario General Kim Jong Un visitó la Escuela Central de Cuadros del Partido del Trabajo de Corea y en la lección conmemorativa que impartió allí esclareció la original idea sobre la construcción del partido a nuestro estilo. Sigue leyendo

Anuncio publicitario

Mayo inolvidable

En mayo pasado llegó a la RPDC una severa prueba que puede evaluarse como un gran caos sin precedente después de la fundación del Estado. Todos cuantos se informaron de que se penetró por fin en el país el virus maligno que contagió a centenas de millones habitantes del mundo y quitó la vida a millones de contagiados, se quedaron perplejos al pensar que ellos mismos y sus familiares debían enfrentarse a una grave crisis sanitaria. En esta situación crítica, el Secretario General Kim Jong Un movilizó a todo el pueblo en la lucha contra la COVID-19 diciendo así: Para nuestro Partido la vida de cada uno de los pobladores es lo más valioso. El Partido, el Estado y todas las cosas de este territorio existen solamente si todo el pueblo está sano y salvo.

Ante todo, hizo que el Partido y el Gobierno pusieran en funcionamiento inmediato el sistema de profilaxis de máxima emergencia y tomaran la medida muy pertinente y preferente, capaz de superar la crisis, incluyendo el control de circunstancia de la pandemia generada, la interrupción de la causa de transmisión y la estabilidad de la vida del pueblo.

El 12 de mayo tuvo lugar la reunión del Buró Político de la VIII Sesión Plenaria del VIII Período del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, ocasión en que se adoptó la resolución del BP del CC del PTC sobre aumentar la labor profiláctica del Estado al estado de máxima emergencia. En el conclave el Secretario General presentó principios y tareas que mantener en la actual lucha profiláctica, afirmando en términos siguientes: El país superará sin falta el incidente imprevisto y saldrá victorioso en la labor profiláctica de emergencia gracias a la fuerte capacidad organizativa de todo el partido, el gobierno y el pueblo, unidos monolíticamente y la elevada conciencia política y la alta autoconciencia de cada uno de las personas, cultivadas y fortalecidas en el curso de la prolongada lucha de profilaxis de emergencia.

Aquella noche visitó la Comandancia Estatal de Profilaxis de Emergencia, donde instruyó minuciosamente sobre los problemas que se presentaban en la labor profiláctica, reiterando así: A decir la verdad, pueden intranquilizarse nuestros habitantes, tanto los viejos como los niños, mucho más en el caso de los jóvenes padres que tienen hijos de poca edad, porque temen más que se enfermen sus hijos que enfermarse ellos mismos. Es muy importante darles la convicción de que saldremos sin falta victoriosos en la lucha contra la epidemia maligna.

El 14 de mayo dirigió la reunión consultiva del BP del CC del PTC, ocasión en que donó al comité del Partido en su sede los botiquines preparados en su familia, reflejando la determinación de compartir siempre el mismo destino con el pueblo y los sinceros votos de que vuelvan a reinar la tranquilidad y risas en todas las familias del país y propuso entregarlos a las familias difíciles, cuya sinceridad fue parte a hacer que todo el pueblo derramara copiosas lágrimas de emoción.

Animado por la noticia de su donación, nuestro pueblo se levantó en la lucha antiepidémica pensando primero en la vecindad que en sí mismo y anteponiendo los asuntos estatales que los quehaceres domésticos.

En medio de la situación crítica en que se podría determinar en un dos por tres la vida o muerte del pueblo, volvió a abrirse la reunión homóloga, ocasión en que el Secretario General dio la orden especial de la Comisión Militar Central del PTC de movilizar las fuerzas de la rama de la sanidad militar del Ejército Popular de Corea para estabilizar de inmediato el suministro de medicamentos en la capital y presentó el rumbo y la meta de lucha inminente para implementar más eficientemente la política profiláctica. Al concluir la reunión, visitó aún en la noche avanzada varias farmacias de la capital, donde reinaba el gran peligro por la concurrencia de muchas personas que habían contactado con los febricitantes.

Una vez allí, se interesó detalladamente por el suministro y la venta de medicamentos. Esta noticia sembró en el pueblo la conciencia extraordinaria de vencer la enfermedad, cueste lo que cueste para reducir la pena y la preocupación de nuestro padre tan afectuoso y no dejarle que él nunca tomara el camino tan peligroso y multiplicó el poderío de la unidad de todo el pueblo en la lucha antiepidémica.

Gracias a la fuerza de la unidad monolítica de que el dirigente aprecia al pueblo y éste sigue y sostiene a aquel con sinceridad, desde el quinto día de la puesta en funcionamiento del sistema profiláctico de máxima emergencia se pudo frenar y controlar la proliferación de la epidemia a escala nacional y entrar en estado de estabilidad la situación de transmisión epidémica.

En cada una de las familias, ya libres de inquietud y preocupación, volvió a resonar la risa de los niños mientras las personas que se recuperaron de la enfermedad salieron a sus respectivos centros de trabajo.

Tuvieron lugar el 17 de mayo la reunión del Presidium y el 21 y el 29 del mismo mes otras del BP del CC del PTC, en que el Secretario General presentó tareas detalladas que se presentaban en impulsar tenazmente sin interrupción la lucha por cumplir la línea del Partido por el desarrollo integral del socialismo en paralelo de la intensa campaña profiláctica de emergencia del Estado.

Todo el pueblo que se levantó estoicamente en pos del nuestro Partido aceleró enérgicamente la producción y la construcción, enfrentando a la crisis sanitaria con alto grado de tensión.

Los trabajadores de todo el país, incluyendo los habitantes de la provincia de Hwanghae del Sur y la de Kangwon que habían recibido medicamentos enviados por el Secretario General y materiales de ayuda donados por los funcionarios del CC del PTC, respectivamente, protagonizaron el gran auge de creación e innovación en los campos y centros de trabajo.

En varios sectores de la economía nacional, incluyendo las industrias metalúrgica y eléctrica, se aumentó la producción, se impulsó vigorosamente la construcción de viviendas para 10 mil núcleos familiares en la capital y la de la Granja Invernadero de Ryonpho en la provincia de Hamgyong del Sur, se concluyó la confección de los uniformes escolares veraniegos de nuevas formas para el suministro a los alumnos de escuela primaria, así como se lograron éxitos loables aun en pésimas circunstancias.

Todos estos logros son la inevitabilidad histórica y el gran triunfo que trajo la abnegada dirección del Secretario General, quien siempre tomó la delantera en la defensa del pueblo con ardiente amor a este, responsabilidad infinita y coraje de acero.

Gracias al esfuerzo y la abnegación del Secretario General, quien tomó medidas anticipadas, científicas y especiales desde el principio del surgimiento de la pandemia y consolidó firmemente la muralla profiláctica del país, nuestro país pudo manifestar sin reservas su capacidad e impecabilidad y controlar establemente en corto tiempo la situación profiláctica en su conjunto.

De veras el mayo de este año fue un mes inolvidable para siempre que hizo al pueblo volver a sentir profundadamente la sabia dirección y el mundo de amor ardiente y abnegación del compañero Kim Jong Un.