Ejército Rojo Obrero-Campesino

El 14 de enero de año presente acoge el 64 aniversario de la fundación del Ejército Rojo Obrero-Campesino (EROC).

Además de fuerza armada revolucionaria no permanente del PTC, es la organización armada de obreros, campesinos y otros trabajadores voluntarios que participan en la construcción socialista.

Desde su nacimiento vino defendiendo firmemente la soberanía del país y la nación y las conquistas socialistas desde la invasión de los reaccionarios imperialistas y dio gran aporte a consolidar el sistema defensivo de todo el pueblo y el Estado.

Retrospectivamente, la preciosa tradición de la construcción de fuerzas armadas civiles en nuestro país se creó en el período de la Lucha Revolucionaria Antijaponesa.

El Presidente Kim Il Sung fundó, para no hablar del Ejército Revolucionario Popular de Corea, el Destacamento de Autodefensa Antijaponesa, el Cuerpo de Jóvenes Voluntarios, la Vanguardia Infantil y otras organizaciones armadas populares y creó el modelo de resistencia de todo el pueblo en las bases guerrilleras.

Al generalizar esas experiencias y otras adquiridas en la defensa de las conquistas de la revolución mediante la organización del Destacamento de Autodefensa Popular después de la liberación nacional (15 de agosto de 1945), después de terminada la Guerra de Liberación de la Patria (25 de junio de 1950-27 de julio de 1953), fundó el EROC de acuerdo con la demanda de situación creada y el desarrollo de la revolución.

Su fundación constituyó un evento de importancia histórica en construir fuerzas armadas civiles de nuestro país, establecer el sistema defensivo de todo el pueblo y el Estado, teniendo el Ejército Popular de Corea como núcleo y consolidar por todos los medios su poderío.

En el V Pleno del IV Período del Comité Central del PTC que tuvo lugar en diciembre de 51 de la era Juche (1962), el Presidente presentó la consigna combativa “¡Con el fusil en una mano y la hoz o el martillo en la otra” y condujo a todos los miembros del EROC a la lucha por la construcción económica y la capacidad autodefensiva del país.

Gracias a su enérgica dirección, el EROC llegó a mantenerse siempre en la perfecta disposición para defender firmemente desde cualquier agresión enemiga sus aldeas, fábricas, empresas e instalaciones importantes del país.

El Dirigente Kim Jong Il, a su vez, sacrificó todo lo suyo para materializar exitosamente la idea del Presidente sobre la construcción de fuerzas armadas civiles.

La profunda atención y la minuciosa dirección de ambos Líderes fueron parte a hacer que se estableciera el ordenado sistema de mando y ejercicio militar del EROC y se creara el ambiente marcial revolucionario a escala nacional.

Hoy el EROC se ha fortalecido y desarrollado como poderosa tropa de combate para la defensa del pueblo natal y la patria y, a la vez, fidedigno destacamento de flanco del EPC.

Su poderío se manifestó sin reservas en los desfiles militares que tuvieron lugar en Pyongyang el 25 de abril de 91 de la era Juche (2002), y con motivo de los 60, 63 y 65 aniversarios de la fundación de la RPDC y hace dos años, mejor dicho, en septiembre de 110 de la era Juche (2021) junto con las fuerzas de seguridad pública en ocasión del 73 aniversario de la fundación de la RPDC.

El Secretario General Kim Jong Un, en su discurso de orientación política pronunciado en la VII Sesión de la XIV Legislatura de la Asamblea Popular Suprema de la RPDC, efectuada en noviembre del año pasado, señaló así: La primerísima tarea revolucionaria que encara el Gobierno de nuestra República es conceder mayor prioridad e importancia a la capacidad de defensa nacional, hacer infinita su fuerza absoluta e indestructibles sus fuerzas armadas.

El EROC cumple invariablemente con honrosa su misión y deber en desarrollar la capacidad de defensa nacional y abrir una nueva era dorada de la construcción socialista.