Sociedad coreana caracterizada por la ayuda mutua

Reina en todo el país el ambiente de pensar primero en el colectivo, compañeros y vecinos y ayudar y guiar mutuamente, lo cual es un estilo nacional típico de la RPDC.

Muchas personas atienden con afecto fraternal a los veteranos de guerra, los ancianos sin protectores y los huérfanos y dedican sin titubeo su sangre para los pacientes en agonía.

Durante el período de operación del sistema de profilaxis de máxima emergencia del año pasado, se reportaron entre los trabajadores de distintos estratos muchas conductas loables, tales como trabajar velando para suministrar fármacos y alimentos a los pacientes de la COVID-19, enviar los materiales preparados con toda sinceridad a los albergues y a los huérfanos de casas cuna y jardines infantiles y donar cereales, alimentos subsidiarios y artículos a familias y vecinos necesitados.

Tal modo de vida se basa en la fidelidad y el patriotismo, según el cual el país será más poderoso cuando reinen las virtudes y afecto en la gran familia socialista que tiene al estimado compañero Kim Jong Un como su padre.

No existe en este mundo otro gran pueblo como el coreano acostumbrado a las nobles virtudes y acciones loables

Anuncio publicitario