Nunca puedo olvidar aquella mañana lluviosa

En el medio del río Taedong que atraviesa el centro de la ciudad de Pyongyang flota un criadero de peces.

Siempre que contemplo los peces dentro de la red flotante, recuerdo la mañana inolvidable de hace 7 años, mejor dicho, el 17 de noviembre de 104 de la era Juche (2015) cuando el Secretario General Kim Jong Un visitó el criadero sin hacer caso del viento frío.

Por supuesto, yo tenía siempre mucha gana de encontrarme con el Secretario General, pero al darme cuenta de que él, aunque estaba muy ocupado por los asuntos estatales, visitó hasta la piscifactoría no grande como nuestro criadero tan deseoso de alimentar de peces a nuestro pueblo, no pude saludarle debidamente por las lágrimas que nublaban mis ojos.

El visitante recorrió con la vista el paisaje del criadero y dijo en tono alegre: Encuentro lindo y elegante el criadero con jaulas flotantes. Con esto se ha hecho más singular el paisaje del río Taedong..

Luego, sentado en una silla de madera que utilizaban nuestros piscicultores en horas de descanso, subrayó la necesidad de desarrollar la piscicultura y, una vez en el depósito del pienso, preguntó detalladamente si lo comen bien los peces y qué elementos contiene.

Durante el largo tiempo de recorrido dio instrucciones preciosas dignas de ser guía para el desarrollo de piscicultura, añadiendo en términos siguientes: Si el Ejército Popular enarboló la bandera de piscicultura en jaulas flotantes en las aguas marítimas al acondicionar la Empresa de Maricultura de Salmones, la ciudad de Pyongyang lo hizo en las aguas dulces del río Taedong. Reiteró también a los acompañantes la necesidad de que las provincias, las ciudades y los distritos desplegaran la competencia de criar peces en jaulas flotantes.

Aún ahora recuerdo el semblante afectuoso del Secretario General que visitó nuestra piscifactoría en la mañana sin hacer caso del viendo frío del río y esclareció las vías para suministrar mayor cantidad de peces al pueblo.

De veras, cada minuto y cada segundo del tiempo revolucionario del Secretario General están bordados del pensamiento y la creación para el pueblo.

Sea porque el río Taedong corre narrando tales historias emocionantes, tengo mucho apego a nuestra piscifactoría y hago más firme la decisión de contribuir a la mejora de la vida del pueblo criando mucho más peces.

Kim Chol Nam, jefe de brigada de la planta de cría y reproducción de peces Taedonggang.

Anuncio publicitario