La coparticipación trae perjuicios y la no participación, beneficios

Hace poco, el periódico estadounidense “Hill” publicó un artículo de un investigador de India que evaluó que el Occidente comenzó a comprender que los países que se unieron a las sanciones anti-Rusia están sufriendo perjuicios y que los países que no participaron están ganando beneficios.

En el artículo señaló como sigue.

A los 5 meses del inicio de la situación crítica de Ucrania, Occidente comenzó a percibir que las sanciones anti-Rusia no han asestado un gran golpe a Kremlin, y al contrario, ellos mismos están sufriendo daños económicos. Las sanciones lideradas por EE.UU. actualmente pusieron fin al tiempo en que el petróleo y el gas eran comerciados a precio barato en Europa y están agravando la inflación, el caos de la cadena de suministro y el estancamiento económico.

A continuación, expresó que, aunque las sanciones lideradas por EE.UU. no pudieron cambiar los países con territorios pequeños y economías débiles relativamente como Siria y Venezuela, y tal realidad no pudo ejercer una gran influencia para que los dirigentes de Occidente pudieran hacer una previsión estratégica correctamente al comenzar una guerra mixta general y centrada en las sanciones en contra de Rusia, una potencia de combustible global y una potencia nuclear.

Como lo aclaró el autor, los países que participan a las sanciones contra Rusia están sufriendo grandes pérdidas, sin embargo, los que no participan están ganando beneficios.

Últimamente en EE.UU. y los países europeos, la tasa de inflación superó el 8.6%, nivel máximo en más de 40 años y los precios de combustible y alimentos subieron por más de 20% y están causando una grave consecuencia a la vida social en general, y los países europeos están sacando hasta el gas de invierno para solucionar el problema de la escasez de combustible.

Por otro lado, las empresas de EE.UU. y de los países occidentales que se retiraron de Rusia después del comienzo de la situación crítica de Ucrania, sufrieron una pérdida de operaciones de casi 60.000 millones de dólares y se estima que el monto de daño económico que sufrirá este año la Unión Europea por causa de la ejecución de las medidas de sanciones anti-Rusia llegará a 400.000 millones de dólares.

En relación con esto, recientemente, las prensas y especialistas del Occidente están evaluando unánimemente como sigue.

EE.UU. y Occidente están perdiendo en la guerra económica con Rusia en torno a la situación crítica de Ucrania. Las sanciones se tornaron en bumerán y están asestando un golpe a EE.UU. y los países occidentales y solo están agravando la división interna del campo occidental.

Sin embargo, hay numerosos países que no se unen a las sanciones anti-Rusia y ganan beneficios con la ampliación y el desarrollo de la cooperación económica con Rusia, priorizando los intereses estatales.

Actualmente, muchos países como India, Brasil, Irán rechazan la exigencia de EE.UU. a unirse a las sanciones anti-Rusia y avanzan por el camino de fortalecer el intercambio y cooperación mutua con Rusia, manteniendo políticas exteriores independientes de acuerdo con sus intereses estatales.

Los países que siguen a ciegas a las sanciones de EE.UU. en contra de otros países solo sufrirán pérdidas en el futuro también, y, al contrario, los países que no participan en tales sanciones manteniendo la independencia obtendrán mayores beneficios con el paso del tiempo