El socialismo prevalece en la campaña de prevención de epidemias.

Las virtudes y los sentimientos de ayuda y cuidado mutuo que prevalecen en la RPDC calientan el corazón del pueblo.

La conmovedora historia de la donación por Kim Jong Un de medicamentos de reserva preparados por su familia al pueblo inyectó gran vitalidad al cultivo de la excelente virtud del socialismo.

En este momento, se han manifestado las virtudes y los sentimientos de ayuda y cuidado mutuos propios de la RPDC.

El pueblo de la RPD de Corea ha distribuido las necesidades de la vida con la voluntad de compartir el destino con el país y los vecinos.

Hay historias sobre materiales de socorro asignados a una familia alrededor de un distrito residencial, algunas personas donaron medicamentos, cereales y fondos guardados en sus familias a instituciones médicas y los enviaron a veteranos de guerra, familias de soldados discapacitados honrados y familias en dificultades.

Es la psicología humana pensar primero en sí mismo que en cualquier otra persona en apuros. Es la universalidad de la sociedad capitalista que la ética y la moral humanas están arruinadas y el amor se convierte fácilmente en odio.

Sin embargo, el pueblo de la RPD de Corea se ha esforzado mucho por ayudar a los demás y trabajar por una colectividad en cualquier adversidad. Las virtudes y los sentimientos por el bien de la patria se manifiestan en la RPDC.

Las virtudes y los sentimientos de ayuda y cuidado mutuo que prevalecen en la RPDC en cualquier dificultad son la clave y la garantía de la gran victoria en la campaña de prevención de epidemias, que es más poderosa que cualquier tecnología médica de punta.

Es natural que la RPD de Corea sea un paraíso terrenal admirado por el mundo en el que las virtudes comunistas se muestran altamente en la campaña de prevención de epidemias que ningún país puede lograr o imitar.