Gran partido de Kim Il Sung y Kim Jong Il

El Partido del Trabajo de Corea (PTC) es calificado como el gran partido de Kim Il Sung y Kim Jong Il.

Kim Il Sung (1912-1994) fue un eminente Líder del PTC, que lo fundó y fortaleció como la reconocida fuerza orientadora de la sociedad coreana y la prestigiosa organización política que orienta la causa por la independencia de la humanidad.

Cuando Corea estaba bajo la ocupación militar de Japón, él, a la edad de poco más de 10 años, tomó el camino de la revolución, y en 1926 instituyó la Unión para Derrotar al Imperialismo, que sería la raigambre histórica del PTC, y en reflejo de la aspiración a la independencia de las masas populares y la exigencia de la época, planteó la Idea Juche, nueva cosmovisión científica, que sería la idea rectora de la organización política. Enarbolando la bandera de esta idea, libró durante 20 años la Lucha Revolucionaria Antijaponesa, liberó el país (15 de agosto de 1945) y antes que nada fundó el PTC (10 de octubre de 1945) y lo lideró durante medio siglo.

Sus ideas y teorías constituyeron la valiosa guía para la construcción del Partido, su dirección la garantía para que esta organización política, sin ningún error en el lineamiento, ni desviación, y con confianza, impulsara la causa socialista, y sus virtudes fueron la fuerza que aglutinó compactamente a toda la militancia a base del noble compañerismo.

Kim Il Sung incorporó a los obreros, campesinos e intelectuales en el PTC para hacer de este el partido masivo, y logró que todas las actividades de la organización política propendieran a defender la exigencia y el interés de las masas populares, de suerte que ella se arraigara profundamente entre las masas populares para ser un cuerpo integral.

Bajo su dirección, el PTC, a raíz de su fundación, ensalzó a las masas populares trabajadoras como dueñas del poder, y realizó las reformas democráticas como la reforma agraria, la nacionalización de las industrias principales y la igualdad de los derechos del hombre y la mujer, conduciendo a los coreanos hacia la construcción de una nueva sociedad. Corea, que fue un atrasado país semifeudal y colonial, en el corto espacio de tiempo posterior a la liberación cambió radicalmente su fisonomía. El 9 de septiembre de 1948 nació la República Popular Democrática de Corea, primer Estado democrático popular en el oriente.

El PTC había puesto su primer empeño en la preparación del ejército y su fortalecimiento; cuando 16 países acaudillados por Estados Unidos se lanzaron sobre la joven RPD de Corea que llevaba menos de 2 años fundada (guerra coreana de 1950-1953) para estrangularla en su cuna, conduciendo al ejército y el pueblo, por primera vez en la historia, le propinó una derrota a Estados Unidos que se jactaba de su “supremacía” en el mundo, y defendió la libertad e independencia del país.

“Corea no se podría levantar sobre los escombros ni en 100 años”, cacarearon los norteamericanos; pero el PTC, sólo en 3 años, terminó la rehabilitación y construcción, y promovió un gran auge revolucionario de todo el pueblo que posteriormente sería calificado de movimiento Chollima, convirtiendo en sólo 14 años el país en un Estado industrial socialista. Gracias a la dirección del PTC, Corea se ha liberado eternamente de la explotación, la opresión, el atraso y la miseria, se ha hecho un paraíso socialista centrado en las masas populares, una potencia socialista soberana, independiente y autodefensiva.

La causa de Kim Il Sung la heredó Kim Jong Il, Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPD de Corea.

Kim Jong Il es Eterno Secretario General del PTC, que hizo de éste el de Kim Il Sung, y lo fortaleció como la poderosa fuerza rectora de la revolución del Songun (priorización de los asuntos militares), y lo condujo siempre por el camino de la victoria, preparando el fundamento duradero para la construcción de un Estado poderoso y próspero.

El 19 de junio de 1964 inició su trabajo en el CC del PTC, lo cual constituyó un evento de trascendencia para el fortalecimiento del Partido.

Formuló el Kimilsungismo y orientó la empresa de identificar con esta doctrina a toda la militancia, con lo cual el PTC entró en una nueva fase de desarrollo. Aplicando la Idea Juche y la doctrina y teoría de la construcción del Partido sustentadas en aquélla Idea, logró que el PTC fuera un partido que estuviera estrictamente regido por la ideología y la dirección del Líder, Partido-Madre que se confundiera junto con las masas populares en un solo cuerpo y le sirviera, y partido combativo bien organizado y disciplinado.

A finales del siglo pasado, cuando la ofensiva antisocialista de las fuerzas aliadas imperialistas acaudilladas por Estados Unidos se concentraba en Corea, él formuló los principios del Songun, los de que el ejército es el partido, el Estado y el pueblo, y a partir de éstos aplicó globalmente el modo de la Política del Songun, el de poner primer empeño en el fortalecimiento de la fuerza militar, y tomar al Ejército Popular por la médula y el grueso para impulsar la construcción socialista en conjunto.

Logró que la dirección partidista sobre el ejército fuera más intensiva y el PTC tuviera un terreno masivo incomparablemente sólido, caracterizado por la gran unidad militar-civil.

Kim Jong Il dispuso que el ejército, al acatar a la ideología y la causa del Partido, fuera el ejemplo de los civiles, y todos ellos aprendieran del mundo espiritual de los militares, que el Partido se concordara plenamente con el ejército y éste con el civil. Como resultado, el PTC, en las pésimas condiciones en las que se encontraba, no sólo salvaguardó el socialismo, sino que incluso preparó el trampolín para la construcción de un Estado socialista poderoso y próspero.

Corea, que hasta un siglo antes fue un país débil, colonial, sin brillo en el escenario mundial, hoy, como potencia política y militar, digno país nuclear y país capaz de fabricar y lanzar el satélite artificial de la Tierra, hace gala de su poderío y avanza vertiginosamente hacia un Estado socialista poderoso y próspero y civilizado, lo cual no es concebible, de veras, al margen de Kim Il Sung y Kim Jong Il, eternos Líderes del PTC.

Perpetuar al PTC como el partido de las grandes figuras: esta es la unánime e invariable voluntad y disposición de Kim Jong Un, Primer Secretario del PTC, y de todos sus militantes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s