Defensor de la justicia y la paz

Desde su fundación que data del 25 de abril de 1932, el Ejército Popular de Corea (EPC) defendió firmemente la justicia y la paz, en la avanzada del frente antiimperialista del mundo.

Arma de justicia

El Ejército Revolucionario Popular de Corea (predecesor del EPC) establecido en el curso de la lucha por liberar el país de la ocupación militar de Japón (1905-1945) en la primera mitad del siglo pasado, superando múltiples dificultades, derrotó a los agresores japoneses y logró el 15 de agosto de 1945 la histórica causa de la liberación del país.

Reorganizado luego como el ejército regular, el EPC, en la guerra coreana (1950-1953) rechazó tajantemente la invasión armada de los 16 países acaudillados por Estados Unidos y salvaguardó honrosamente la soberanía y dignidad de la nación.

También en el tiempo posterior a la contienda, desbaratando las sucesivas provocaciones militares de EE.UU., mostró fehacientemente ante el mundo de qué manera se debe defender la justicia.

En enero de 1968, la marina del EPC capturó Pueblo, barco espía armado estadounidense infiltrado en las aguas jurisdiccionales de la RPD de Corea. El imperio concentró en la zona marítima de la Península Coreana gran cantidad de fuerzas armadas incluido el portaaviones nuclear y cacareó que de no devolverle el barco, haría la “revancha”, y Corea declaró que respondería a su “represalia” con la represalia y a su guerra total con la guerra total. Rendido ante esta voluntad no variable ni en lo mínimo, el imperio no pudo menos de firmar la carta de disculpa, en la que comprometía que no invadiría más a Corea.

Pero, antes de que la tinta se secara, en abril de 1969, el “EC-121”, avión espía estadounidense de gran envergadura, se introdujo en el espacio aéreo territorial de Corea y un aviador del EPC lo derribó de un tirón. Cuando ocurrió el Incidente de Panmunjom en agosto de 1976, los guerreros del EPC castigaron duramente a los oficiales yanquis que cometieron los actos provocativos en la Línea de Demarcación Militar. En diciembre de 1994 un helicóptero militar norteamericano intruso en el espacio aéreo jurisdiccional de Corea fue derribado en el acto por un soldado del EPC.

El EPC no titubeó ni en lo mínimo en la defensa de la causa de la justicia.

A finales del siglo pasado cuando las fuerzas armadas de varios países meramente presenciaban el colapso trágico de su sistema socialita, el EPC defendió resueltamente su patria socialista contra todos los tipos de ofensiva de las fuerzas antisocialistas encabezadas por EE.UU.

En abril de 2012, cuando el imperio marcó persistentemente el lanzamiento del satélite con fines pacíficos de Corea como el “lanzamiento del misil de largo alcance” y cacareaba que lo “interceptaría”, el EPC le respondió que si se atreviera a hacerlo, en el acto e implacablemente arrasaría no solo la sede de las provocaciones sino hasta el territorio estadounidense y las bases militares norteamericanas en el extranjero. Esta voluntad de salvaguardar la justicia hizo despedazarse la coacción y arbitrariedad de Estados Unidos.

Contrarrestar a la ofensiva con la bomba atómica y misiles de Norteamérica con la contraofensiva con la bomba atómica y los misiles justicieros, y responder a sus provocaciones con los inmediatos contragolpes y a su guerra agresiva con la justa y gran guerra para la reunificación del país, esta voluntad del EPC atemoriza al imperio norteamericano que se jacta de sus enormes fuerzas y equipos sofisticados.

Bastión de la paz

La Península Coreana es el punto más candente del mundo, el foco de la guerra. Debido a la ocupación militar de Corea del Sur por EE.UU. de más de siete décadas, y el emplazamiento en toda el área de esta zona de todo tipo de los equipamientos bélicos nucleares de este imperio, la Península Coreana siempre está al borde de una guerra.
Pero, en la península se mantiene la paz por la potencia del EPC, la incalculable capacidad disuasiva de la guerra. Cabe citar que en agosto de 2015, cuando se creó en la península una situación crítica de una guerra inminente, el EPC entró inmediatamente en pleno estado de movilización para el combate, para la guerra. Todo el ejército completamente se preparó para movilización; varios tipos de misiles y cañones apuntaron a las posiciones enemigas y varias decenas de submarinos denominados “temor oculto” se pusieron en marcha. Las fuerzas norteamericana y surcoreana se espantaron por estas contramedidas del EPC. La autoridad militar surcoreana dijo en horror: “El potencial de guerra del Norte nos asombró extremadamente”, “Esto era suficiente para desilusionar nuestra expectación aunque no sería todo para el Norte”. Las autoridades militares estadounidense confesaron que era una situación seria lo que el Norte reforzó inmediatamente su potencial para el combate, es un excepcional modo no experimentando hasta la fecha.
He aquí otro ejemplo.
En enero de 2015, frente a los ejercicios militares de carácter agresivo de Estados Unidos, el EPC realizó los ejercicios de golpe de los ejércitos y armas al blanco naval, simulado de una escuadra de portaaviones estadounidense, lo cual por la intensidad y profundidad del golpe, las tácticas, la movilidad de los medios sofisticados de golpe de alta precisión, y otras cosas, sorprendió a los expertos militares del mundo.
Los medios de golpe movilizados lanzaron implacables fuegos sobre una isla simulada de portaaviones. Un media occidental comentó: “La táctica publicada esta vez por Corea del Norte es la de ataque de sorpresa al estilo-guerrilla. A escala mundial solo unos contados países hacen ejercicios de táctica de atacar a portaaviones. Y Corea reveló sus tácticas a todo el mundo y de esta manera rompió la teoría de superioridad absoluta del portaaviones que hasta la fecha nadie se atrevió a desafiar.”
La parada militar efectuada en octubre de 2015 por el 70 aniversario de la fundación del Partido del Trabajo de Corea mostró una vez más ante el mundo la fuerza inexhaustible del EPC.
Después de marchar los soldados, estuvieron expuestos los varios tipos de armas tácticas modernas, seguidas por las columnas de las armas estratégicas como misiles de nuevo tipo y sistemas anti-misiles. Ellos probaron que la declaración de Corea del Norte de que la superioridad militar y tecnológica ya no era el monopolio de los imperialistas, y que pasó eternamente el tiempo cuando los enemigos intimidaban con bombas atómicas a la RPD de Corea, no era en modo alguno una palabra huera.
Nadie se deberá olvidar de que el EPC es un ejército invencible equipado hasta con la bomba H.
Siempre que exista el invencible EPC, no estallará nunca la guerra en la Península Coreana y la paz de la región será garantizada constantemente.

 

Esta entrada fue publicada en Informe, Lectura y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s