Estados Unidos: Debería considerar seriamente su política hacia la RPDC

Firma del tratado de armisticio de Panmunjeom. A la derecha la RPDC, a la izquierda, EEUU escudándose tras la bandera de la ONU.

Ahora los principales institutos de política y los especialistas en el problema coreano de Estados Unidos, Occidente y los medios de prensa de varios países reclaman uno tras otro que Estados Unidos cambie su política sobre la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea).

Como es sabido por todos, estrangularla con la fuerza ha sido su invariable objetivo político que persiguió durante más de 70 años transcurridos.

Para esto, Estados Unidos, en los primeros años de 1950, movilizando a sus títeres surcoreanos y otros seguidores, desencadenó la guerra coreana (1950-1953), la más enconada en el tiempo posterior a la II Guerra Mundial. Introdujo en la contienda a más de 2 millones efectivos y enorme cantidad de equipos técnicos de combate y materiales bélicos, pero dejó muertos, heridos y capturados a más de 1.567.120, sufrió derrota inaudita en su historia, y no pudo menos de poner firma en el acuerdo de armisticio que para él era la carta de capitulación. Hubiera sido bueno que si el imperio hubiese sacado lecciones de ello y cambiado su política de enfrentamiento con Corea del Norte.

Pero, también después del cese al fuego practicó la política de hostilidad a Corea del Norte y perpetró continuamente provocaciones militares, agravando la situación de la Península Coreana, cuya prueba son los casos del barco espía armado norteamericano “Pueblo”, y el avión espía norteamericano de gran envergadura “EC-121”, de los años de 1960; el de Panmunjeom de los de 1970; la primera crisis nuclear de la Península Coreana en la primera mitad de la década de 1990, la segunda en el comienzo de la nueva centuria; y los ejercicios militares conjuntos de gran envergadura que se realizan todos los años en Corea del Sur, que llamaron la atención del mundo.

Además, durante varios decenios incluso le aplicó el chantaje nuclear a la RPD de Corea.

Solo por una razón de que tiene ideología y régimen diferentes de los suyos y no obedece a su ambición por la agresión, durante más de 70 años le ha aplicado el aislamiento político, el bloqueo económico y la presión militar sin precedentes e incluso trata de causarle el desastre termonuclear, lo cual demuestra patentemente lo persistente y extremado que es su política de hostilidad a la RPD de Corea.

Su chantaje nuclear se puso tan imprudente que en la nueva centuria la registrara en la lista de los objetos del ataque nuclear anticipado y lo publicara.

La RPD de Corea no pudo menos de tomar una decisión audaz para poner coto al chantaje nuclear del imperio. Es que en fin de cuentas Estados Unidos la empujó hacia la posesión de las armas nucleares.

La cada día más agravante hostilidad a la RPD de Corea de Estados Unidos la hizo que fortaleciera más en lo cuantitativo y cualitativo su capacidad disuasiva nuclear.

Ahora Estados Unidos declara abiertamente que no puede reconocer a la RPD de Corea como país nuclear y no le perdonaría nunca contar con la bomba atómica, pero en realidad ella ya tiene muchas armas nucleares. Es por eso que el imperio no sabe lo que hacer con ella. Esta es innegable realidad.

Si anteriormente el imperio intimidó con la bomba atómica a la RPD de Corea, hoy esta, con poderosa fuerza militar presiona a aquél. Mientras más las autoridades estadounidenses pasan el tiempo recurriéndose a la política de hostilidad a la RPD de Corea, tanto más esta fortalecerá su capacidad disuasiva nuclear. Esta es la unánime opinión de la comunidad internacional.

Estados Unidos debe conocer correctamente la cambiada posición estratégica de Corea del Norte y revocar su anacrónica política de hostilidad a la misma.

En este sentido le daría ayuda el artículo publicado por el ex embajador británico en la RPD de Corea.

Él escribió que la política de presión contra Corea del Norte de los Estados Unidos que practicó durante varios decenios no solamente alteró ni en lo mínimo el programa nuclear y de misil de aquélla sino que al contrario, lo impulsó a gran velocidad y que ahora su capacidad es casi tal que arrase completamente las ciudades de Norteamérica; que el tiempo pertenece al imperio y la política de la “paciencia estratégica” de Obama consistente solo en aplicarle bloqueo a Corea del Norte para arruinar, se fracasó completamente y que Corea del Norte no está en las condiciones de rendirse ante el imperio sino que ha llegado a la posición de intimidarlo; y que cuando en Estados Unidos una nueva administración se ponga en funcionamiento, Corea del Norte tendrá confianza de exigirle con la frente alta la firma del acuerdo de paz y el cese de los ejercicios militares conjuntos y que si aquélla no acepte esto, se enfrentará a lo más grave.

Agregó que Truman y otros presidentes norteamericanos, para la práctica de la política sobre la RPD de Corea, legaron a sus sucesores la carga más pesada que la que asumían y se retiraron y que esto es comprobado por la historia de enfrentamiento RPD de Corea-Estados Unidos, de más de 70 años. Ahora esa carga engrandecida como la masa de nieve rodante se relaciona directamente con la subsistencia o la ruina de Estados Unidos y constituye para el sucesor el quebradero de cabeza más grande.

El imperio, si no cambia su política sobre la RPD de Corea, adelantará el día cuando ponga su territorio en la catástrofe nuclear y se extermine en el planeta. Los elaboradores de la política de Estados Unidos se reflexionarán en esto.

Estados Unidos debe elaborar con prudencia la política hacia la RPD de Corea.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura, Nota y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s