El nacimiento de KIM JONG IL y el mundo

54345

El 16 de febrero de 1942 nació Kim Jong Il, eterno Presidente del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea), lo cual constituyó un evento de suma importancia no solo para el pueblo coreano sino también para otros progresistas del mundo.

Abanderado de la causa de la independización del mundo

Kim Jong Il, cuando Kim Il Sung, eterno Presidente de la RPD de Corea, al frente de los revolucionarios, libraba la ardua lucha armada por liberar el país de la ocupación militar de Japón, nació como hijo de la guerrilla en el campamento secreto del monte Paektu, el más alto del país.

Los guerrilleros escribieron en los árboles de la selva muchos mensajes para anunciar el nacimiento de la Estrella Luz del Paektu (ellos lo llamaban así), que hiciera grande el país.

Tal como ellos arguyeron, Kim Jong Il, llevando adelante la ideología y la causa de Kim Il Sung, se hizo la estrella orientadora de la era que se responsabiliza no solo del porvenir de la Corea socialista sino también del destino y la perspectiva de la causa por la independencia de la humanidad y las conduce hacia la victoria.

Señaló el verdadero camino de la independización del mundo.

Con sus incansables actividades ideológico-teóricas como, por ejemplo, la publicación de la obra Sobre la Idea Juche, sintetizó y sistematizó globalmente la idea Juche presentada por Kim Il Sung y aclaró científicamente los problemas teóricos y prácticos planteados en la causa por la independencia de la humanidad, dando a los pueblos progresistas una poderosa arma ideológica y teórica para construir un nuevo mundo independiente y pacífico, sin la agresión y la guerra.

A finales del siglo pasado cuando en varios países el socialismo se desplomó y los imperialistas hablaban del “fin del socialismo”, presentó sucesivamente Experiencias históricas de la construcción socialista y la línea general de nuestro Partido (enero de 1992), La difamación del socialismo no será tolerada (marzo de 1993), El socialismo es ciencia (noviembre de 1994) y otras obras, en las que demostró de manera científica la justeza y la veracidad del socialismo y la inevitabilidad de su victoria, asestándoles golpes demoledores a todos los antisocialistas del planeta que intentaban frenar la realización de la causa socialista de Corea y la de la independización del mundo.

Kim Jong Il se puso al frente de la causa de la independización del mundo.

Orientó a su país a que fuera ejemplo de la lucha antimperialista y diera fuerza y ánimo a otras naciones aspirantes a la independencia.

En enero de 1968 Estados Unidos hizo infiltrarse en las aguas jurisdiccionales de la RPD de Corea su barco espía armado “Pueblo”, pero este fue capturado. El imperio la amenazó diciendo que optaría una guerra total si no le devolviera el barco y sus tripulantes.

Si Estados Unidos nos presenta la carta de disculpa, devolveremos a los tripulantes, pero no el barco que es nuestro trofeo, declaró Kim Jong Il, y logró arrodillarlo. Lo mismo pasó con el incidente del avión espía estadounidense de gran envergadura “EC-121” en abril de 1969 y el de Panmunjom en agosto de 1976.

Kim Jong Il, durante su existencia, se reunió con los jefes de Estado y líderes de partidos de Rusia, China, Vietnam, Laos, Camboya y otros países, con la delegación de alto rango de la Unión Europea e incluso con Clinton, expresidente, y Albright, secretaria de Estado de Norteamérica y Koizumi, ex primer ministro de Japón, países hostiles de la RPD de Corea, así como con muchas personalidades de diferentes círculos políticos y sociales del mundo. Todos ellos, por encima de la nacionalidad, creencia religiosa y criterio político, se simpatizaron con su opinión de principio y justa sobre la independización del mundo.

Defensor de la paz del mundo

De los méritos de Kim Jong Il realizados a favor de la independización del mundo el más relevante es que practicando la original política del Songun (priorización de los asuntos militares), abrió orificio en la unipolarización del mundo por el imperialismo acaudillado por Estados Unidos y el viejo organigrama político mundial centrado en las potencias, y defendió firmemente la paz y la seguridad de la Península Coreana y el resto del noreste de Asia y el mundo.

Él, con la firme convicción de que en la actualidad cuando la brutal coacción y arbitrariedad del imperialismo apoyada en la fuerza militar atenta contra la soberanía de muchos países, y la justicia, únicamente con el fusil de autodefensa, la invencible fuerza militar, se puede preservar la soberanía y dignidad nacionales y la paz y la estabilidad duraderas del mundo, practicó una original política del Songun, inédita en la historia de la política del mundo.

De esta manera llevó el conjunto de fuerzas de defensa nacional de su país con el Ejército Popular de Corea en primer lugar a la supremacía mundial y contribuyó a romper el orden internacional basado en la ley de la selva establecida por las potencias imperialistas capitaneadas por Estados Unidos. Además, hizo del país inexpugnable baluarte provisto incluso de la poderosa capacidad disuasiva nuclear, invencible potencia militar, y desbarató las amenazas y provocaciones militares de Estados Unidos.

Si la RPD de Corea hubiera tenido débil fuerza militar, la Península Coreana, como Iraq y Afganistán, inevitablemente hubiese sufrido la catástrofe de la guerra. Los comentaristas militares arguyeron que la guerra que estallara en la Península Coreana, causaría 4 horribles consecuencias: la pérdida económica por valor de 20 billones de dólares, la destrucción de más de 500 urbes, la muerte de más de mil millones de personas y la conversión de toda la Tierra en el desierto.

Si la RPD de Corea no se hubiera hecho de su país una potencia y el imperio hubiera desatado una guerra en la Península Coreana, ¿acaso sería posible imaginarse los actuales 3 magnos logros: la prosperidad material, el salto tecnológico y la civilización intelectual en muchos países de este planeta alcanzados en poco más de medio siglo?

Él es, de veras, gran hombre que al conducir el enfrentamiento RPD de Corea contra Estados Unidos hacia la victoria, contribuyó a depararles la paz a miles de millones de personas.

En efecto, el Dirigente Kim Jong Il fue un gran hombre venido del cielo a esta Tierra para la humanidad. Tal hombre aparece una vez en mil años, dijo Vishwanath, célebre personalidad del círculo social de India.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Comunicado, Lectura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s